Candidiasis bucal

Candidiasis bucal

Si presentas placas blanquecinas alrededor de la lengua y tienes dificultad para deglutir los alimentos, tal vez quieras consultar los remedios naturales que te presentamos en esta artículo sobre la candidiasis bucal.

¿Qué es la Candidiasis bucal?

Conocida también como candidiasis orofaringea o estomatitis candidósica, la candidiasis bucal es un desbalance de la flora bacteriana de la boca que permite la aparición de hongos levaduriformes. Estos hongos se presentan a manera de una capa blanca en la lengua, las encías, la pared interna de las mejillas, la faringe y también en el tubo gastrointestinal.

La candidiasis bucal puede aparecer tanto en los adultos como en los niños, principalmente los lactantes. En los adultos, se presenta con más frecuencia en personas que tienen un sistema inmunitario deficiente como es el caso de los enfermos de SIDA, pero también suele ocurrir ante una suplementación prolongada de antibióticos o en los asmáticos por el uso de los inhaladores.

Causas de la Candidiasis bucal

Entre los factores de riesgo que pueden dar lugar al desarrollo de esta enfermedad se encuentran fundamentalmente los siguientes:

  • Tener un sistema inmunológico deficiente que no permita hacer frente a esta enfermedad como es el caso de los pacientes de SIDA, personas que están expuestas a la quimioterapia, aquellas que padecen de desnutrición o se encuentran inmunodeprimidas por haber recibido un trasplante de órganos, así como las personas de edad muy avanzada o los lactantes.
  • La diabetes también es otra de las causas para la candidiasis bucal, ya que el aumento de azúcar sirve de abono para el crecimiento del hongo.
  • El uso prolongado de antibióticos, ya que se puede llegar a eliminar los microorganismos que ayudan a mantener el equilibrio necesario para que no prolifere la Cándida.
  • El hábito de fumar o de consumir drogas o alcohol.
  • El consumo de esteroides
  • El uso de antidepresivos.
  • Mantener una higiene bucal inadecuada.

Síntomas de la Candidiasis bucal

Diversos son los síntomas que pueden presentarse ante una candidiasis bucal. Estos van desde la formación de una capa blanquecina en la lengua y lesiones en la parte anterior de las mejillas, hasta la sensación de ardentía y dolor de manera general en la zona bucal. En etapas avanzadas, la candidiasis bucal pude comprometer otras partes del cuerpo como son el esófago, cerebro, corazón, etc. Para una mejor detección pueden observarse los siguientes síntomas:

  • Placas de color blanco en la lengua y otras partes de la cavidad bucal las cuales tienden a sangrar cuando son restregadas. En la parte interior de estas placas, se observan lesiones de color rojo que tienden a sangrar.
  • Dificultad al ingerir los alimentos producto de la inflamación en la región bucal, produciendo ardentía y dolor.
  • También suele suceder en las personas que tienen prótesis bucal si al retirar ésta se observa inflamación y enrojecimiento.
  • En el caso de los lactantes, cuando se observa que no quieren alimentarse y comienzan a aparecer la lesiones de color blanco en la cavidad bucal.

Ejemplo de candidiasis bucal

Tratamiento de la Candidiasis bucal

Regularmente la candidiasis no requiere tratamiento, pues se resuelve en un periodo de tiempo de entre 10 y 15 días. No obstante, si la molestia y el dolor se hacen persistentes, se debe acudir al médico, el cual indicará diversas pruebas para comenzar el tratamiento adecuado en dependencia del sistema inmunológico de la persona. Este tratamiento por lo regular consiste en la suplementación de antibióticos por vía oral como pueden ser Ketoconasol, Clotrimazol u otros como la Nistatina en suspensión oral para realizar enjuagues.

Por otra parte resulta importante una higiene bucal adecuada, como es el cepillado de la boca después de consumir alimentos y antes de acostarse. Se debe cepillar igualmente las encías y retirar la prótesis dental para descansar, las cuales deberán ser limpiadas escrupulosamente.

Evitar alimentos que contengan carbohidratos y en el caso de personas diabéticas se debe cuidar la cantidad de azúcar en sangre ya que esta sirve de abono al hongo. También las personas con problemas en su sistema inmunológico deben cuidarse y chequearse regularmente.

Remedios Naturales para combatir la Candidiasis bucal

Yogurt: Cualquier tipo de candidiasis puede ser tratada de manera natural a través de una ingesta de alimentos probióticos como el yogurt. Este líquido contiene numerosas bacterias beneficiosas para el organismo que permiten controlar el nivel de hongos y mejorar la digestión. Para mayores efectos, el yogurt debe ser ingerido sin azúcar. Adicionalmente, existen preparaciones bacterianas en forma de cápsulas que se pueden incluir en la leche y otros alimentos.

Peróxido de hidrógeno: Se trata de un componente inherente a las bacterias de nuestro cuerpo, que al ser liberados permiten aniquilar ciertos tipos de hongos nocivos. Para contribuir a este fenómeno, podemos efectuar enjuagues bucales con una solución de peróxido de hidrógeno al 3%.

Vinagre de manzana: Similar al tratamiento anterior, el vinagre de manzana es una vía natural para eliminar cualquier presencia de hongos en nuestra cavidad bucal. Además, el vinagre de manzana permite regular el pH del organismo. Puedes tomarlo de manera pura, o diluirlo en agua si el sabor es muy fuerte.

Remedios herbolarios: Dentro de la naturaleza encontramos numerosas plantas con propiedades antifúngicas que pueden auxiliarnos en el tratamiento contra la candidiasis bucal. Ejemplo de ello es el aceite de árbol de té, ideal para los enjuagues bucales, la corteza de Pau d’arco en forma de infusiones, o el té verde, que también aporta resultados muy positivos si se hierve con una pizca de sal y se unta alrededor de la lengua.

Bicarbonato de sodio: Su popularidad es tan inmensa como sus aplicaciones en el campo de la medicina. En este caso, el bicarbonato de sodio es un aliado natural infalible para tratar la candidiasis bucal. Unas cucharaditas de este compuesto diluidas en agua serán suficiente para repasar el área de la lengua y cualquier zona afectada por la candidiasis.

Aceite de coco: Un remedio que puedes llevar a la par con el tratamiento indicado por el médico, es utilizar el aceite de coco para realizar enjuagues bucales y sacarle el máximo provecho a las propiedades antibacterianas y antifúngicas de este líquido.