Candidiasis cutánea

Candidiasis cutánea

Dentro de las patologías provocadas por la Cándida Albicans se encuentra la candidiasis cutánea, una patología que como su nombre lo indica afecta la piel y otras zonas cutáneas coma el pelo y las uñas.

Esta enfermedad suele afectar a tanto a hombres como a mujeres y suele diagnosticarse a través de un examen clínico, aunque para obtener confirmación y total certeza se puede estudiar una pequeña muestra de la piel de la persona.

Síntomas

Al ser potenciada por un representante de la Cándida, la candidiasis cutánea, al igual que las otras candidiasis, es sensible y se desarrolla con mayor facilidad en las regiones húmedas. También la potencian la acidez y la maceración.

Quienes padecen de candidiasis cutánea suele presentar un enrojecimiento acompañado de una sustancia blanquecina fundamentalmente en los pliegues que se forman entre las nalgas, bajo los senos, en la ingle y entre los dedos.

Las personas a las que la Cándida les ataca las uñas, advierten en ellas inflamación y tumefacción.

De manera general los enfermos pueden sentir picazón intensa, así como presentar erupciones cutáneas, foliculitis (afectación de los folículos pilosos), lesiones pequeñas al lado de otras grandes y enrojecimiento e inflamación de la piel.

Diagnóstico

Como se explicaba anteriormente, por lo general los especialistas en piel suelen identificar la candidiasis con solo mirar la zona dañada. No obstante, es posible diagnosticar la enfermedad mediante el examen de los hongos en la piel o el cultivo de los mismos.

Causas

De manera general, se considera que las patologías micóticas son provocadas por diversos tipos de hongos que cobran vida, de manera natural, en el pelo, las capas externas de la piel y las uñas.

En el caso específico de la candidiasis cutánea, es la Cándida la causante de esta afección. Al ser un hongo es normal que se desarrolle con mayor intensidad en las zonas donde la humedad y la calidez se encuentren resguardadas por pliegues, como ocurre, por ejemplo, en la ingle.

Es muy frecuente que los bebés presenten candidiasis cutánea debido a la dermatitis que suelen provocarles los pañales. También suelen padecer esta enfermedad las personas obesas debido a la amplia presencia de pliegues. De igual forma, los diabéticos son muy susceptibles debido a los altos niveles de azúcar en sangre. Recuerda que los hongos se alimentan de azúcar.

Son propensas a esta enfermedad las mujeres que consumen anticonceptivos orales. Debes saber que cuando la candidiasis ataca las uñas en dependencia de la parte dañada se establece un nombre para identificarla.

Tratamiento para la candidiasis cutánea

Tratamiento

La candidiasis cutáneas suele desparecer cundo se suministra a la persona enferma antifúngicos tópicos, los cuales serán indicados según las características dl área donde se encuentre el hongo, y el nivel de afectación determinará la dosis a aplicar.

Unido al uso de los fármacos se recomienda a los pacientes seguir ciertas pautas higiénicas como el empleo de jabones neutros y el corte adecuado de las uñas enfermas.

Normalmente, la candidiasis cutánea desaparece tras la realización del tratamiento o durante el desarrollo del mismo. No obstante, es importante ejecutar las indicaciones de manera correcta pues pueden surgir complicaciones.

Una de ellas es la infección de todo el alrededor de la uña cuando no se advierte que, a causa de la misma enfermedad, la uña toma un aspecto irregular.

Cuando no se culmina el tratamiento o se continúa con la práctica de hábitos poco higiénicos o una dieta rica en azúcar es posible la piel se enferme con frecuencia.

Prevención

La mejor manera de prevenir la candidiasis cutánea es manteniendo hábitos higiénicos adecuados, así como mantener una dieta balanceada e ingerir pocos antibióticos para mantener la estabilidad del sistema inmunológico.