Causas de la candidiasis

Causas de la candidiasis

La piel y las mucosas de las personas poseen de manera natural bacterias y hongos que coexisten en equilibrio. En el grupo de estos último se encuentra la Candida o Candida Albicans, levadura que provoca la enfermedad conocida como candidiasis.

Dicho hongo puede atacar la piel y las mucosas cuando se produce alguna alteración importante en el cuerpo de la persona. Asimismo, también es el responsable de la candidiasis sistémica, es decir, de la que afecta todo el organismo.

Hongo candida

De manera general el hongo candida suele provocar la candidiasis el sistema inmunológico se encuentra debilitado y como consecuencia los hongos no encuentran resistencia para su crecimiento, desarrollándose a una velocidad mayor a la normal.

La candidiasis se reconoce como una enfermedad endógena porque procede del interior del organismo, provocada por las colonias de Candida que viven normalmente en él y que han sido alteradas.

No obstante, en la mayoría de los casos cuando la candidiasis se encuentra en la piel y/o en las mucosas, la alteración del hongo procede del exterior, es decir, de infecciones exógenas. Generalmente, estas se relacionan con el contacto con personas u objetos infestados.

Las anteriores afirmaciones suelen ejemplificarse de la siguiente manera:

  • Candidiasis en la piel y mucosas: cuando un bebé mete en su boca un chupete contaminado
  • Candidiasis sistémica: penetración de agentes patógenos en la sangre ya sea mediante agujas o catetes de uso prolongado. Esto se hace más latente cuando la persona afectada convive con otras patologías como el cáncer, diabetes, alcoholismo y VIH /SIDA, las cuales debilitan el sistema inmunológico considerablemente.

Causas de la candidiasis en embarazadas

Bebés y mujeres embarazadas

Los bebés también son sensibles a la aparición de la candidiasis en las zonas donde la piel se encuentra irritada por alguna dermatitis, fundamentalmente ocasionada por el uso de pañales.

Las mujeres embarazadas son en extremo sensibles a la aparición de la Candida debido a los múltiples cambios hormonales que suceden en su cuerpo durante la gestación. En esos nueve meses la mujer aumenta la producción de estrógeno y por consiguiente de glucosa, es decir, de azúcar, el mejor y preferido a alimento de la Candida Albicans.

Tal situación debe ser atendida durante la primera etapa del embarazo porque es en ese momento que se puede combatir el hongo sin necesidad de ingerir medicamentos, es decir, a partir de cremas y óvulos se da muerte a la Candida. Si bien esta levadura no produce aborto espontáneo debe atenderse a tiempo pues el bebé puede infestarse al salir a través del canal de parto.

Las mujeres son más sensibles

De manera general es la mujer más sensible a padecer de candidiasis debido a la humedad que se aloja en su zona genital; no obstante, los hombres también pueden alojar la Candida en el pene, en la punta de este o en el glande. De tal forma, las estadísticas arrojan que el 60 por ciento de las personas que poseen candidiasis son mujeres, un 20 por ciento hombres y el otro 20 por ciento son niños. Estos últimos generalmente padecen de candidiasis bucal.

En todos los casos la proliferación de la Candida se relaciona directamente con la debilidad del sistema inmunológico. Es este sentido debes saber que son los medicamentes los principales causantes de ese tipo de trastorno.
Factores que provocan candidiasis

Antibióticos, una de las causas

Inciden fundamentalmente los antibióticos. Y es que ingerir gran cantidad de estos, durante un tiempo prolongado, altera la coexistencia equilibrada de hongos y bacterias que habitan en el estómago, llegando a despoblar la zona y a propiciar el crecimiento de la Candida.

Los medicamentos que más afectan al sistema inmunológico dejándolo desprovisto se encuentran los orticosteroides, inmunosupresores y los quimioterapéuticos. También se deben incluir en este grupo los anticonceptivos orales.

Alimentación inadecuada, otro factor de riesgo

Una alimentación desequilibrada también puede contribuir a la proliferación de la Candida. Y es que cuando se ingiere una dieta carente de nutrientes el pH gastrointestinal se ve alterado siendo propicia la zona para el desarrollo de la Candida.

De igual forma, es malo comer demasiada azúcar pues es un potente estimulante para los hongos. Esta es sin dudas una de las principales causas del incremento de las personas que padecen de candidiasis. Según se conoce el consumo de azúcar es elevado en el mundo. Por ejemplo, en Estados Unidos y en Gran Bretaña anualmente se ingieren 55 kg per cápita.

La candidiasis también suele asociarse al estrés. Y es que como refieren los médicos, las personas están sometidas constantemente a situaciones de estrés, aunque muchas veces no sean capaces de percibir cuánto esto afecta su salud y desenvolvimiento.

Todo aquello que incida negativamente sobre el sistema inmunológico es aprovechado por la Candida, un hongo que sin dudas puede evitarse.