Síntomas de la candidiasis

Síntomas de la candidiasis

La Candida Albicans es el hongo que causa la candidiasis, una patología que cada vez se hace más frecuente en el mundo.Esta enfermedad suele tener varias causales. No obstante, se hace visible fundamentalmente cuando existe un sistema inmunológico deficiente.

De manera natural y en pequeñas colonias vive la Candida en el organismo. Su existencia de manera pacífica es garantizada por bacterias favorables que impiden su desarrollo desproporcionado y que dejan de actuar cuando, a causa de estrés, consumo desmedido de antibióticos, enfermedades como el cáncer y el VIH/SIDA, se ven disminuidas.

¿Cómo nos afecta la candidiasis?

La candidiasis puede afectar la piel, las mucosas, así como órganos internos, esto último solo cuando su crecimiento es demasiado acelerado y no es combatido de manera correcta.

En función del lugar donde se encuentran las lesiones es la denominación que recibe la candidiasis. Aquella que se evidencia en la boca, la vagina, el pene, ano y el esófago se conoce como afta. Por su parte, cuando la Candida pasa al torrente sanguíneo y luego a los órganos internos es la enfermedad es conocida como candidiasis sistémica.

Los síntomas de la candidiasis varían según la región donde se encuentre la afección. Debes saber además que cerca del 80 por ciento de candidiasis que afecta a los hombres se haya relacionada con la Candida Albicans.

Afta genital, candidiasis que afecta los genitales

Es la denominación que se le confiere a la candidiasis que afecta los genitales tanto de la mujer como del hombre. Y es que si bien esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a las mujeres; el sexo masculino también puede padecer de candidiasis, siendo las zonas del pene y el glande las ideales para el alojamiento de este hongo.

Los síntomas de esta candidiasis se limitan a la zona afectada: vagina en la mujer y pene en el hombre.

Síntomas de la candidiasis vaginal

Los síntomas de la candidiasis vaginal son muy marcados y suelen ser compatibles en casi todas las mujeres. Según las estadísticas alrededor del 20 por ciento de las féminas padece de esta enfermedad, fundamentalmente durante el período de embarazo, y durante toda su fertilidad.

Cuando una mujer padece de candidiasis advierte un enrojecimiento y/o inflamación de la mucosa vaginal, manchas blancuzcas que suelen desprenderse de la vagina para mostrar la afectación de la mucosa.

También se puede sentir picor intenso, escozor, así como abundante flujo de color blancuzco y con grumos.

Foto de síntomas de la candidiasis

Síntomas de la balanopostitis candidiásica

Cuando un hombre posee candidiasis esta se puede manifestar de dos maneras como candidiasis del glande (balanitis candidiásica), es decir que afecta el glande, y afta del prepucio (balanopostitis candidiásica), que como su nombre lo indica se localiza en el prepucio del pene.

En cualquiera de las dos condiciones se advierten pápulas enrojecidas y/o pústulas. De manera general, se considera que la candidiasis en este caso se produce al tener relaciones sexuales desprotegidas, y suele agravarse cuando las condiciones de higiene no son las adecuadas.

¿Cómo se contrae candidiasis?

Normalmente, la candidiasis comienza de una forma pasiva, provocada por el desequilibrio entre hongos y bacterias. En esos momentos, la enfermedad puede confundirse con cólicos intestinales o dolores premestruales, y suele causar abundantes gases, así como hinchazón tras el proceso de la digestión.

Cuando la candidiasis no es controlada a tiempo la levadura que la produce es capaz de traspasar las mucosas de la pared intestinal, causando lesiones en los intestinos provocando enfermedad Chrone y síndrome de intestino irritable (SII), lo cual se traduce en grietas y ulceraciones.

Tal situación posibilita que la Candida pueda llegar hasta órganos como los riñones, páncreas, estómago, hígado, pulmones, dispersando por todo el torrente sanguíneo sus tóxinas o micotóxinas.

Candidiasis sistémica

Al manifestarse la candidiasis sistémica, la persona afectada comienza a sentir dolor de cabeza o cólicos sin causa aparente, alergias respiratorias y en la piel, acné, eczema, y/o psoriasis.

Asimismo, la candidiasis puede alterar el equilibrio químico natural del cuerpo generando un agotamiento en el cuerpo, que puede incluso llegar a afectar la digestión. De esto se deriva una severa afectación en la absorción de vitaminas y minerales que se introducen al organismo a través de los alimentos; por consiguiente las células disminuyen y en ocasiones pierden su capacidad regenerativa.

Cuando la candidiasis es sistémica se perciben síntomas como indigestión, fatiga, desorientación, falta de memoria, distensión abdominal, gases, ydolor abdominal.

También es frecuente el estreñimiento, agitación al sentir hambre, ataques de ansiedad y depresión, falta de coordinación, erupciones cutáneas, infecciones vaginales por hongos (en las mujeres), así como cambios en la frecuencia urinaria.

Además, desequilibrios emocionales y mentales, depresión, afectaciones de las funciones del hígado.