Tratamiento para la candidiasis

Tratamientos para la candidiasis

La candidiasis es una enfermedad provocada por la Candida Albicans, un hongo que aprovecha las debilidades del sistema inmunológico de las personas para hacer sus efectos en el organismo.

Si bien esta patología es curable suele ser incómoda para quien la padece, cuando las colonias de Candida comienzan un desarrollo rápido y no controlado por las bacterias que controlan sus crecimiento es posible que dicha levadura pase las mucosas donde vive naturalmente a la sangre, el cerebro, el esófago entre otros órganos.

Tipos de candidiasis: oral, vaginal y esofágica

Normalmente, la Candida se aloja en la piel, el colon, estómago, boca, recto, la vagina y en la garganta. Y tal como se ha dicho solo condiciones anormales proporcionan su trasformación en una patología que requiere de tratamiento médico.

Teniendo en cuenta las zonas del cuerpo donde se aloja la Candida se han clasificado tres tipos de candidiasis: oral, vaginal y esofágica. Cada una de ellas manifiesta síntomas diferentes y en algunos casos es más frecuente que se manifieste en determinados grupos y géneros.

Por ejemplo: la candidiasis vaginal es propia de las mujeres, fundamentalmente de las sexualmente activas, así como de las embarazadas, período en que los procesos hormonales de las féminas contribuyen a la formación de altas concentraciones de estrógeno y por consiguiente de glucosa, es decir, de azúcar, el principal alimento de la Candida.

La candidiasis se considera una enfermedad inofensiva y es común en personas con las defensas bajas, o sea, con alguna anormalidad en el sistema inmunológico.

Tratamiento para la candidiasis

Causas más frecuentes que provocan candidiasis

No obstante, una persona puede comenzar a padecer de candidiasis debido al estrés, consumo desmedido de antibióticos que suele debilitar las bacterias favorables del organismo, falta de descanso, uso de esteroides inhalatorios, así como por la presencia de enfermedades como el VIH/ SIDA, el cáncer, la diabetes, etc.

Otros factores que inciden en la aparición de la Candida son la falta de higiene bucal, el alcoholismo, el tabaquismo. De manera general la candidiasis se considera una enfermedad oportunista por lo que en la medida que se encuentre dañado el sistema inmunológico el hongo actuará con menor o mayor medida.

Diagnosticar la candidiasis es fácil. Usualmente el médico puede identificar las lesiones que provoca con solo mirar en el interior de la boca, la garganta y la vagina, lugares donde suele alojarse con mayor frecuencia. Además el doctor puede obtener una muestra del área dañada y observarla en un laboratorio, aunque generalmente no suele ser necesario.

El tratamiento de la candidiasis es específico para cada tipo de afección.

Tratamiento para la candidiasis oral

En el caso de la candidiasis oral se emplean, generalmente, los medicamentos líquidos de modo que la persona logre circularlo en el área de la boca hasta tragarlo.

Asimismo, se emplean como tabletas como el Fluconazole (Diflucan), elClotrimazole, Itraconazole, y Ketoconacole.

El Diflucanha demostrado su efectividad desde hace muchos años, siendo significativos sus resultados de manera similar al clotrimazole y nystatin. A diferencia de estos últimos el Diflucan suele tolerarse bastante bien y basta con ingerir100mg diarios por un período de entre 7 y 14 días.

A estos medicamentos se puede sumar el empleo de una tintura derivada del alquitrán de hulla, denominada gentianviolet (Genapax), que puede adquirirse en farmacias, así como en lugares especializados en tratamientos complementarios.

Tratamiento médico contra la candidiasis

Tratamiento para la candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal, específicas de las mujeres, se trata teniendo en cuenta la forma de la vagina y es uno de los principales padecimientos de este grupo. De tal forma, lo más frecuente es el empleo de fármacos en crema y supositorios que se colocan dentro de la vagina para que actúen con mayor efectividad.

Los medicamentos más frecuentes en el tratamiento de la candidiasis vaginal son, tanto en supositorios vaginales como en tableta, Clotrimazole (Gyne-Lotrimin crema), Clotrimazole (Mycelex supositorios vaginales), Miconazole (Monistat crema vaginal), Terconazole(Terazol 3 y Terazol 7 cremas), este último en crema.

Al igual que para la candidiasis bucal, en el caso del padecimiento vaginal es posible usar          gentianviolet (Genapax), tintura que se puede encontrar en las farmacia también en forma de tampón. Estos se introduce una o dos veces al día y requiere ser manipulados con cuidado pues pueden manchar la ropa.

Tratamiento para la candidiasis esofágica

La candidiasis esofágica es más difícil de curar que la vaginal y la oral debido a que constituye un padecimiento interno. Esto hace que para lograr eliminar el hongo de esta área se precisen de fármacos más fuertes, algunos de los cuales suelen tener interacciones medicamentosas con los inhibidores de la proteasa,antihistamínicos, sedativos, e inhibidores no nucelósidos de la transcriptasa reversa.

Para el tratamiento de este tipo de candidiasis se emplean los siguientes medicamentos: Fluconazole (Diflucan, Itraconazole (Sporanox), y Ketoconazole (Nizoral).